24 de agosto de 2011

Milanesas con puré


Las famosas milanesas con puré que se comen en cualquier lugar de Argentina no son más que filetes de ternera o pollo empanados con puré de patatas. Es una comida muy común en cualquier hogar bien argento!!! como decimos nosotros. Son riquísimas y van muy  bien para épocas de frío o de calor. Normalmente  las milanesas son fritas en aceite de girasol, pero hay quienes las hacen al horno porque salen más sanas y más sequitas. Además de que no desperdicias nada de aceite y requieren menos trabajo!
Sobre el puré no hay mucho que decir, patatas hervidas, y pisadas con leche, algunos les  ponen mantequilla o nata para hacerlo más cremoso, o hasta queso rayado del que usamos para las pastas que  le da un sabor buenísimo!

Ingredientes:

(para dos personas)

Para las milanesas:
400 gramos  de filetes de pechuga de pollo
Pan rallado
2 Huevos
Ajo y perejil
Aceite de girasol
Sal y pimienta

Para el puré:
4 patatas grandes
Leche
Aceite o mantequilla

Preparación:

Colocar en un recipiente 2 huevos, también con uno grande puede valernos pero prefiero poner 2 así no resulta poco, agregar ajo y perejil, puede ser fresco o deshidratado, sal y pimienta a gusto. Batir todo muy bien y colocar dentro los filetes. Si tienen tiempo dejar unas horas para que se impregnen bien de sabor, si no bastará con unos minutos. Luego pasar por pan y dar golpecitos con las manos para que se les pegue bien el pan.
Calentar aceite para freír en una sartén,  comprobar que este bien caliente y que el aceite cubra las milanesas, si cuando estamos cociando observamos que se termina el aceite no duden en agregar un poco más.
Cocinar los filetes de ambos lados hasta que estén dorados, todo dependerá del grosor de los mismo pero no  necesitaran más de un par de minutos de cada lado para estar listos.

Cuando estén cocidos sacarlos y ponerlos sobre un papel de cocina para eliminar el excedente de aceite.
Para preparar el puré, pelar las patatas y cortarlas en cuadritos. Hervir agua en una cacerola y ponerlos dentro. Para comprobar que están cocidos pincharlos y ver si se deshacen,  les llevará unos 15 minutos dependiendo de que tan grande sean los cuadritos y de si los echan al agua antes o después de que hierva.

Cuando están cocidas las colamos y las pisamos con un tenedor o pisa patatas, agregar también sal, aceite o una cucharada de mantequilla,  leche y mezclar todo muy bien.  En cuanto a consistencia a mi me gusta más bien blando, pero hay quienes lo prefieren más espeso y le ponen menos leche. Una pizca de nuez moscada no le viene nada mal,  una cucharada de queso para pasta tampoco, o hasta una cucharada de queso tipo Philadelphia. Hay para esto muchísimas opciones tantas como cocineros. Cada uno deberá probar cual es la que más le gusta. A experimentar se ha dicho!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario!
Si tienes una pregunta te contestaré por e-mail.